La tensión física o emocional causada por estrés se caracteriza por un aglomerado de pensamientos y situaciones complejas que afectan tu salud mental, donde las emociones toman un rol importante en el bienestar cong. El estrés genera sensaciones de frustración, nervios o ira.

Durante la pandemia causada por el nuevo virus Sars-coV-2 las emociones han estado muy vulnerables, cambiando rotundamente nuestras costumbres y la vida como la conocíamos. Por esa razón, hemos recomendado crear hábitos y actividades que puedan ayudar a controlar pensamientos que alimentan el estrés.

Hoy te contamos 5 cosas que no sabías sobre el estrés y por qué es importante cuidarte:

El agudo es el más frecuente, que se presenta ante situaciones específicas de alta demanda, puede aparecer durante procesos nuevos y se puede ir con rapidez. El estrés crónico, por otro lado, puede durar semanas e incluso meses, durante periodos difíciles donde las personas no ven salida a los problemas o situaciones particulares, como también puede deberse a problemas interiorizados de la infancia, entre otros.

Los efectos del estrés que se mantienen en el cuerpo pueden reflejarse en la caída de las defensas, el estrés crónico debilita el sistema inmunológico hasta ponerte en riesgo y sufrir diversas enfermedades.

Cuando esto sucede el cuerpo crea una hormona conocida como “Cortisol”, puede colaborar en las funciones naturales del cuerpo, desde la presión sanguínea y los niveles de azúcar en la sangre; no obstante, al padecer de estrés crónico puedes presentar niveles de cortisol elevados, causando inflamación y una baja en los glóbulos bancos, los cuales pueden debilitar el sistema inmune.

Los niveles elevados de cortisol pueden causar problemas en el hipocampo, afectando las funciones cognitivas y como la memoria y la atención, desmejorando tu salud mental. Ante situaciones laborales, la auto-exigencia puede desencadenar un estrés crónico perjudicial para la salud de tu cerebro.

Toma con calma tus tareas, el tan conocido “multitask” puede ser contraproducente, enfoca tus esfuerzos en ir paso a paso, verás que es más productivo.

Quizás notarás que tienes más hambre de lo usual, si tienes problemas para conciliar el sueño los niveles de azúcar en la sangre se verán afectados, por lo que tu cuerpo sentirá más hambre de lo normal, donde comer se transforma en una salida emocional.

Los malos hábitos alimenticios acompañados de una vida sedentaria dejan como resultado cambios significativos de peso.

El insomnio y problemas al descansar desencadenan un desgaste en la piel, en las células y el cuerpo. La acumulación de estos sucesos se verán reflejados en la salud de tu piel, por eso, es recomendable cuidar los ciclos del sueño, mantener un descanso mínimo de 7 horas e hidratarte bien durante el día.

Este mecanismo puede tener muchos causales, tanto como financieros, familiares, laborales, entre otros. Cuando te encuentras agobiad@ ante situaciones que se pueden escapar de tu control las emociones pueden jugar en contra y desencadenar problemas de salud tanto físico como mental.

Al enfrentarnos a una pandemia los niveles de estrés son más elevados de lo usual, por lo que el primer paso es reconocer los síntomas y escuchar a tu cuerpo. Poner especial atención a estas situaciones te ayudarán a buscar una solución y lo más importante, tratarlo. Acude a un especialista haciendo click aquí y mantén una vida saludable.

Encuentra en Pharol todo lo que necesitas para tu bienestar ingresando aquí.


Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *